Muchos nos han preguntado si puedo pedir un préstamo mientras estoy cobrando el ERTE. Aquí responderemos a esta duda de forma rápida y sencilla, ya que algunas compañías están poniendo en marcha esta modalidad, sobre todo por las dificultades que han presentado a raíz de la propagación del covid-19 en todo el país.

Si te han aplicado el ERTE y aun así necesitas de un préstamo para solventar cualquier emergencia, te diremos todo lo que necesitas para saber qué debes hacer, así que ¡pon mucha atención!

¿Qué es?

Antes de saber si puedo pedir un préstamo mientras estoy cobrando el ERTE, debes saber qué es exactamente.

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) se entiende como un mecanismo de flexibilización que da luz verde a las diferentes empresas a disminuir o suspender cualquier contrato de trabajo, en medio de dificultades financieras.

Su aplicación es temporal, por lo que su tiempo de vigencia queda debidamente establecido. De manera que una vez que las compañías recuperen su estabilidad, deben presentar a sus trabajadores las mismas condiciones laborales y económicas circunscritas antes de la puesta en marcha del ERTE.

Tipos de ERTE

En la actualidad, se han establecido distintos tipos de ERTE, los cuales son:

  1. Suspensión de la actividad laboral

Es una de las modalidades de ERTE de mayor agresividad, ya que limita el contrato de trabajo por un tiempo indefinido. Su aplicación requiere de un decreto ley que establezca las condiciones que llevaron a su aplicación.

Algunos de los motivos por lo que se hace lícito este tipo de ERTE son cierre temporal por cualquier motivo de los espacios aéreos o de las zonas fronterizas, interrupción abrupta de la cadena de suministros, peligros de salud de los trabajadores o impedimentos a la movilidad ciudadana.

  • Disminución de la actividad laboral

Se trata de un caso más sencillo y menos traumático, en el que una compañía se ve en la obligación de cambiar las estipulaciones de un contrato de trabajo, con la intención de reducir las horas de jornada laboral.

La disminución mínima puede ser de un 10 %, pero la reducción máxima de horas trabajadas será de 70 %, con relación a la jornada normal de cada uno de los empleados.

Pero, ¿puedo pedir un préstamo mientras estoy cobrando el ERTE?

En efecto, sí puedes solicitar préstamos personales online en damecrédito mientras estás cobrando el ERTE. Pero otorgarlo dependerá del resultado de los análisis financieros hechos a cada uno de los usuarios.

Entre los requisitos solicitados por la microfinanciera para ofrecer préstamos rápidos sin intereses están las justificaciones de ingresos, tal y como las ofrece el propio ERTE.

Para optar por un préstamo personal y encontrar el que en verdad se ajuste a tus requerimientos, debes tomar en cuenta los siguientes elementos:

  • Importe: Lo primero es hacer un análisis exhaustivo de los gastos promedios para luego determinar el importe requerido. Verifica que el importe sea el ideal para tu situación financiera, pues, de lo contrario, podrías asumir una deuda difícil de pagar.
  • Período de devolución: Si obtienes un plazo de devolución acorde, las cuotas de pago serán mucho más flexible y ajustadas a tu presupuesto.
  • Vinculaciones y comisiones: Al momento de buscar un crédito personal, busca aquellos con comisiones bajas o nulas. Pero también evita las vinculaciones, ya que podrían aumentar el costo del crédito; por lo tanto, el de las cuotas de pago.
  • Tipo de interés: También te sugerimos que analices el TAE y el TIN, al momento de buscar micro préstamos rápidos a través de la web. A medida que el TAE sea más bajo, menor es el costo del préstamo.

¿Qué requisitos debes presentar?

Si estás cobrando el ERTE y a la vez piensas en la posibilidad de un crédito online, estos son los requisitos que de seguro tendrás que presentar.

  • Tener mayoría de edad: Sí, para solicitar préstamos fáciles y sin nómina debes tener como mínimo 18 años.
  • Residir en España: Es que no solamente necesitas tener una residencia española, también debes demostrarlo. Si eres ciudadano español, debes presentar con tu DNI. Pero si no cuentas con este documento de identidad, también pueden serte de mucha utilidad tu pasaporte o NIE.
  • Ingresos mensuales: Aquí lo más importante es que puedas demostrar ante la microfinanciera la procedencia de tus ingresos mensuales. ¿Cómo? Por medio de pensione, nómina, prestaciones de paro.
  • Solvencia financiera: La solvencia de un solicitante es sumamente importante, ya que por medio de ella la entidad financiera se asegura que el cliente podrá devolver el dinero solicitado en calidad de préstamo.
  • No a las listas de morosidad: Es sumamente importante no estar involucrado en ninguna lista de morosidad, ya que tu solicitud podría ser rechazada inmediatamente.

Condiciones adicionales

Las condiciones para acceder a préstamos rápidos gratis varían dependiendo la microfinanciera que elijas.

Si optas por mini préstamos rápidos con Asnef, una de las condiciones exigidas es poner tu coche como aval. Ahora, dependiendo el modelo, de la antigüedad y de las condiciones del “cuatro ruedas”, recibirás montos desde 1.000 hasta 10.000 euros.

De igual forma, las condiciones de tu coche y la cantidad recibida en calidad de préstamo determinarán el período de devolución. Lo mejor de esta modalidad es que jamás considerará si estás o no en una lista de morosidad.

Si estás en la búsqueda de un préstamo cobrando el ERTE, las financieras evaluarán el caso de cada solicitante, a fin de buscar una solución factible. El análisis se hará completamente gratis, te ofrecen respuestas en pocas horas y de poder optar a un crédito, te ofrecerán las condiciones más favorables.

Conclusión final

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) se ha convertido en una realidad latente a día de hoy. Pero no es un impedimento para que un trabajador dentro de esta condición pueda optar a un préstamo personal gratis.

Solo debes evaluar las condiciones exigidas por la financiera para obtener respuestas satisfactorias, a fin de cubrir las necesidades económicas que te llevaron a solicitar el préstamo.