Si tienes dudas sobre qué tipos de préstamos están a tu disposición, no te preocupes, ya que aquí te diremos cuáles son y cómo acceder a ellos de forma simple, rápida y segura.

Los préstamos o créditos disponibles tienen características particulares. Conocer cada una de ellas, te permitirá escoger la mejor opción para ti y saber de qué manera puedes acceder a ellos.

Ahora pon un poco de atención, ya que te diremos de forma clara qué tipos de préstamos están a tu disposición.

Tipos de préstamos

Aquí encontrarás los préstamos online a los que puedes acceder, de acuerdo a sus características y a tus necesidades.

Créditos personales

Son los más comunes y para muchos los más fáciles de adquirir. Se trata de un modo de financiamiento, cuyo dinero es utilizado para la adquisición de bienes como un coche, para solventar algún inconveniente, para salir de viaje, entre otros.

Los préstamos personales ofrecen una serie de estipulaciones, las cuales establecen la cantidad de dinero entregada y los plazos para la amortización, los cuales incluyen tasa de interés, además de comisiones.

Este tipo de financiación tiene algunos beneficios que le han hecho ganar reputación positiva. Entre ellos destacan:

  • Rapidez: Sí, puedes acceder a ellos en un lapso de tiempo no mayor a las 48 horas.
  • Flexibilidad: Las financieras como Dame Crédito no exigen papeleo para hacer la solicitud.
  • Seguridad: Los préstamos personales están reglamentados por la ley, por lo que funcionan de acuerdo a la norma vigente.

  • Préstamos para compañías o empresas

Cuando una empresa solicita préstamos rápidos es porque necesitan invertir sobre un bien o un servicio, con la intención de mejorar su productividad y ofrecer a sus clientes o potenciales clientes mayor calidad y efectividad.

Este tipo de financiamiento se usa principalmente para remodelaciones o expansión de algún lugar, para la compra de nuevos y mejores equipos, para la adquisición de tecnología novedosa, entre otras.

Si un préstamo es solicitado por un emprendedor para impulsar su propia compañía, las financieras exigen una serie de documentos para proceder con la solicitud.

Pero también piden una justificación de gastos para conocer qué tan viable es la operación y si el prestatario tendrá la capacidad de asumir la amortización en plazos establecidos.

En la actualidad, existen muchas entidades en línea, capaces de ofrecer una financiación segura, flexible y ágil, para que puedas realizar las inversiones necesarias para el desarrollo de compañías o emprendimientos.

Para los autónomos

Las financieras tradicionales exigen cantidades de documentos a los autónomos para acceder a un préstamo. Se ha dicho que este sector es el que más difícil la tiene a la hora de lograr una financiación.

Sin embargo, las nuevas entidades online suelen ser un poco más flexibles, por lo que muchos han recurrido a ellas para obtener el capital para el desarrollo de su actividad.

Ahora, si eres un autónomo y necesitas un crédito o préstamo, debes valorar los siguientes aspectos:

  • Evaluar la posibilidad de préstamos rápidos, pero a corto plazo, puesto que son necesarios para solventar problemas coyunturales.
  • Hallar aquellos productos financieros únicos para autónomos, ya que están diseñados específicamente para los pertenecientes a este sector.
  • Desarrollar un plan efectivo de negocio que permita hacer frente a las amortizaciones.

Préstamos especialmente diseñados para estudiantes

Este sector también tiene opciones de préstamos y son utilizados cada vez más como una herramienta de financiación para realizar doctorados y especializaciones. También son aptos para aquellos estudiantes con estadía en universidades en otros países.

Este tipo de préstamos tiene sus propias vertientes, las cuales se diferencian entre sí. Estas son:

  • Matrículas: Préstamo solicitado para hacer frente a las cuotas universitarias. En algunos casos, el dinero también alcanza para la cobertura de material de estudio y alojamiento.
  • Becas: No es más que una especie de adelanto que recibe el estudiante para la cobertura total o parcial de gastos universitarios, hasta que la misma institución le entregue el dinero concerniente a la beca.
  • los estudios en otros países: Especialmente diseñados para la cobertura de gastos de alojamiento o cualquier otro en una universidad del extranjero.
  • Postgrado: Por lo general, se utilizan para el estudio de un doctorado o de un máster.

  • Destinados al consumo

Este tipo de préstamo es bastante parecido al personal. Y es que están diseñados para que un prestatario pueda adquirir lo que desee, no para uso profesional, sino para uso personal.

Normalmente una persona que solicita prestamos online al consumo es porque necesitan comprar un bien como un automóvil o electrodomésticos; pero también, para la cobertura de una fiesta o para salir de vacaciones.

Los préstamos rápidos gratis bajo esta modalidad se autorizan en el mismo establecimiento en el que se va a adquirir el bien, facilitando a la persona la realización de la compra. Lo mejor es que no tendrás que hacer algún trámite ni tendrás que desplazarte a algún sitio.

Préstamos hipotecarios

Si tienes la necesidad de remodelar o comprar un bien inmueble, los préstamos hipotecarios seguramente serán una excelente alternativa. Por su puesto que ameritan una cantidad de dinero superior a la que ofrecen los préstamos personales, por lo que las financieras exigen garantías antes de aprobar cualquier solicitud.

El asunto es que, si el cliente no puede asumir su responsabilidad y amortizar la deuda en el tiempo establecido, la financiera tiene la potestad de vender el bien inmueble adquirido y con el dinero de la transacción, cubrir la deuda. Otra opción es que puede adquirir dicho bien en propiedad.

Hoy en día, las entidades han hecho muchísimas concesiones a la hora de atender solicitudes para préstamos hipotecarios. Por esa razón, han diseñado estrategias para facilitar el proceso, siendo el alargamiento de los plazos de amortización uno de los más importantes.

Ahora que sabes qué tipos de préstamos están a mi disposición, puedes estudiar las características de cada uno de ellos y escoger el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Primer Crédito GRATIS!

CANTIDAD

100 – 1000€

PLAZO

7 – 90 días

PAGO

Hoy mismo

ASNEF

No

Tu primer crédito, de hasta 400€ gratis, sin intereses ni comisiones. Ejemplo: 400€ a 30 días. Intereses 0%.

Primer Crédito GRATIS!

CANTIDAD

100 – 5000€

PLAZO

1 – 36 meses

PAGO

Hoy mismo

ASNEF

No

Tu primer crédito, de hasta 5000€ gratis, sin intereses ni comisiones. Ejemplo: 5000€ a 30 días. Intereses 0%.